radio solidaria
 

La presente historia refleja el dramático mundo del niño en situación de violencia.
Aunque basada en la realidad, los nombres de sus protagonistas son ficticios.
Su contenido denuncia la sórdida existencia de estos menores que luchan por sobrevivir en un entorno despiadado que los margina y desprecia. Cada mes una nueva historia


 Nº 2 FEBRERO

“Mientras haya en la tierra un inocente que tenga hambre, que tenga frío o que sea perseguido; mientras haya sobre la tierra injusticia, el gran mensaje del amor de Cristo no será cumplido, y ni vosotros ni yo tendremos el derecho de quejarnos y tampoco de descansar.” Raoul Follerou)

Las afecciones diarreicas provocan la muerte de casi dos millones de niños menores de cinco años cada año.

Historia de Caralimpia:

Le conocí hace mucho tiempo y siempre le veía feliz llevando a la niña sobre sus espaldas. Todos le saludaban cuando partía de la cueva donde dormía, y cruzaba el centro de la ciudad, camino del basurero en el que recogía latas de aluminio para venderlas después. Con nueve años de edad, Caralimpia cuidaba por completo de Sarita, su hermana ciega de apenas quince meses de vida. Nunca supimos por qué estaban solos en las calles, pero algunos afirmaban que sus padres habían muerto.
Princesa de otoño, sin hojas ni vientos Murmullo de ángeles, perlas y corales Nido de suspiros, pálpitos y alientos Susurro del aire, sollozos y tempestades
Cada día, al levantarse, lo primero que hacía era ver si aún dormía su hermana. Si estaba despierta, rápidamente le calentaba leche en un recipiente y, por medio de una bolsa de plástico, con un pequeño agujero en una de sus puntas, le daba de comer. Después la limpiaba cariñosamente con agua que había comprado, porque en la caverna no había. Cuando acababa de vestirla, con la única pieza de ropa que poseía, Caralimpia salía resuelto a trabajar en el basurero, con Sarita atrás, agarrada a su espalda.
Sueños niños, alborozos y fantasías Cabellos rubios, margaritas y torrentes Labios tiernos, auroras y noches frías Ojos limpios llenos de rocíos verdes
Yo no le he visto, pero me aseguran que es verdad: dicen que cada mañana, cuando Caralimpia le habla a Sarita, en la negrura de la cueva se ven claramente sus caras brillar en la oscuridad.
 



¿ Deseas recibir información sin compromiso de cómo apadrinar un niño ?


Apadrina un niño/a  |  Radio Solidaria Radiosolidaria.org  |  Portal Solidario Mundosolidario.org |  Encuentro por la libertad
Darfur 500 |  Coleccionismo solidario.org

© 2011 Asociación Vida y Libertad

Creación y diseño página web - Tucan IT