radio solidaria
 

La presente historia refleja el dramático mundo del niño en situación de violencia.
Aunque basada en la realidad, los nombres de sus protagonistas son ficticios.
Su contenido denuncia la sórdida existencia de estos menores que luchan por sobrevivir en un entorno despiadado que los margina y desprecia. Cada mes una nueva historia


 Nº 4 ABRIL

“El deber de luchar es el deber de todos nosotros.” (Abraham Lincoln.)

Cien millones de niños tienen como escenario fundamental de sus vidas las aceras de las grandes ciudades del tercer mundo, privados de una infancia digna y camino a una muerte tan precoz como anunciada.

Historia de Pajarillo:

Pajarillo es mi amigo. Es pequeño, moreno y poco hablador. Me cuenta sus cosas pero lo hace cuando él quiere. Siempre va con gorriones lastimados, que busca para curarlos. En ocasiones los encuentra con las alas rotas y llenas de sangre. Otras veces tienen el pico partido o heridas grandes y feas. Los trata con cariño, los coge despacio con sus manos, los acurruca con ternura y en muchas oportunidades, después de limpiar su cuerpecito, y antes de darles pan y agua, se los acerca a sus labios y, cerrando sus ojos, les pía igual que si les hablara. Cuando un gorrión muere entre sus dedos, Pajarillo no llora porque dice que nadie se lo ha enseñado, pero, triste, se echa al suelo y, en silencio, no se mueve durante mucho tiempo. Después se levanta y comienza de nuevo a buscar gorriones heridos. Pajarillo ha desaparecido. Le hemos buscado en las cloacas, donde duerme por las noches, pero no estaba. Estamos todos preocupados, sobretodo sus amigos, que no queremos que le pase nada malo. Un niño pobre, Lorencito, nos ha dicho que le había visto por el cementerio antiguo, en la zona donde hay abundantes huesos, fuera de sus tumbas abandonadas, pero tampoco le encontramos allí. Otros pensaban que podría haber ido a buscar a su mamá, pero ella se marchó de la ciudad hace tres años y nunca se supo adonde fue. Pasados unos días, tristes y cansados, la ma yoría de nosotros decidimos escondernos en lo más profundo de las galerías de las alcantarillas, temiendo que nuestro compañero hubiera caído herido, como los gorriones que él salvaba. Pajarillo apareció desnudo, enterrado debajo de una montaña de ladrillos. Dicen que fue atropellado, pero yo sé que le mató la pena de estar solo. He ido a despedirme de él. Le enterraban en la fosa común, en un ataúd, con otro niño que apareció muerto en el vertedero de basuras. Pude darle un beso, ponerle en su cuello una corbata larga y brillante y decirle al oído: "mi niño, ahora, por fin, puedes ya volar". Al marcharme vi algo que no sé si contar, pero me pareció que mientras enterraban a Pajarillo, un pequeño gorrión salía rápido y alegre del interior de su cuerpecito, perdiéndose entre las blancas calles del cielo.
 



¿ Deseas recibir información sin compromiso de cómo apadrinar un niño ?


Apadrina un niño/a  |  Radio Solidaria Radiosolidaria.org  |  Portal Solidario Mundosolidario.org |  Encuentro por la libertad
Darfur 500 |  Coleccionismo solidario.org

© 2011 Asociación Vida y Libertad

Creación y diseño página web - Tucan IT